Noticias

Beber té reduce el estrés

Son muchas las ventajas que se asocian con el consumo de ciertas infusiones de hierbas.

Una de ellas es la capacidad para tranquilizarnos y bajar las revoluciones en un día ajetreado.

Sin dudas, beber té reduce el estrés, los nervios, la ansiedad y mucho más. Entérate en este artículo cuáles son las variedades más beneficiosas.

Tomar té reduce el estrés

Podríamos hacer un artículo completo sobre los beneficios curativos del té, pero en este caso nos enfocaremos únicamente en algunas de sus propiedades.

Las infusiones herbales son relajantes y calmantes del sistema nervioso. Por ello se recomiendan en personas que están atravesando un cuadro de estrés muy fuerte.

Consumir té regularmente (hasta cuatro tazas al día) reduce la producción de cortisol, la hormona con la ansiedad, los nervios y el estrés.

Una hora después de beber la tisana podemos sentir los primeros síntomas de alivio, aunque lo cierto es que tomarnos 5 minutos en plena jornada para disfrutar de esta bebida tan reconfortante es un aliciente para nuestra mente agobiada.

Los mejores té para reducir el estrés

Si estás pasando por un momento complicado, si tienes demasiado trabajo o los problemas parecen no darte un respiro, te recomendamos que pruebes a consumir varias veces al día alguno de los siguientes tés:

Té verde

Es conocido por su capacidad de quemar grasas y calorías y por ser una de las infusiones con menos cantidad de cafeína que existen.

Su gran contenido de l-teanina convierte al té verde en ideal para contrarrestar los efectos adversos del estrés (entre ellos presión arterial elevada) y propiciar la relajación.

La buena noticia es que se puede consumir caliente o frío. A su vez, no tiene contraindicaciones y no provoca insomnio.

 

Té rojo

El más popular entre esta variedad es el llamado Pu-Erh, pero todos en general tienen las mismas propiedades.

  • El té rojo es un potente antioxidante que evita la retención de líquidos y además combate el estrés.
  • Se recomienda consumirlo con una rodaja de limón o de naranja para potenciar sus beneficios.
  • Puedes beberlo si precisas estar alerta, mejorar el ánimo o el humor.
  • No se recomienda consumirlo por las noches.

Té negro

Es el más conocido y consumido del mundo. El té “común” tiene bastante cafeína, aunque esta cantidad sigue siendo menor que la del café.

  • Promueve los estados de alerta y dispone al cuerpo para poder enfrentarse al estrés producido por el trabajo o los problemas personales.
  • También ayuda en la reducción de la ansiedad y reconforta en cualquier momento del día.

Té rooibos

Es una variedad que proviene de Sudáfrica y es conocida por no contener cafeína. Es ideal para aquellas personas a quienes esta sustancia les trae complicaciones a la hora de dormir.

  • El té rooibos mantiene equilibrados los niveles de la hormona cortisol, por lo que reduce el estrés, los nervios y la ansiedad.

Té de tilo

El té de tilo o tila es uno de los más recomendados cuando estamos nerviosos o estresados (la primera opción que nos indican las abuelas o madres en situaciones de este tipo).

  • Tiene muchas propiedades aunque, sin dudas, la más destacada es que tranquiliza y calma los nervios.
  • A su vez, ayuda a dormir mejor y reduce el mal humor.

Té de pasiflora

Es una planta medicinal de origen mexicano que tiene la capacidad para reducir los síntomas de la ansiedad. Es incluso más eficaz que los medicamentos recetados para tal fin (como, por ejemplo, los ansiolíticos).

Té de valeriana

Sus efectos son similares a los del tilo ya que es una hierba que trata los trastornos del sueño (pesadillas, insomnio, etc.).

Por ello es muy usada para contrarrestar los síntomas o efectos típicos del estrés.

  • Aunque no tiene un aroma muy agradable y su sabor es algo amargo. podemos endulzarlo con miel y limón.

Más beneficios del té

Como si no fuesen suficientes las ventajas del té para contrarrestar el estrés, merece la pena indicar algunas de las principales aplicaciones y propiedades de esta deliciosa bebida que nos acompaña en cualquier momento del día.

  • Para comenzar, se trata de un maravilloso antioxidante natural que aumenta y refuerza las defensas de nuestro organismo.

Las responsables son las catequinas de sus hojas. Para potenciar sus efectos te recomendamos que le añadas un poco de zumo de limón.

  • Una infusión herbal puede combatir el colesterol, equilibrar la presión arterial y evitar problemas cardíacos.

Además los taninos incluidos en el té (que son astringentes y son los encargados de aportarle el amargor característico de la bebida) tienen propiedades antidiarreicas y cicatrizantes.

  • Aunque pensemos que la cafeína es negativa para el cuerpo y la mente, lo cierto es que las cantidades que aportan las tisanas fortalecen la memoria y nos permite mantenernos en un estado de alerta intermedio (no eufórico como puede suceder con el café).

A su vez, el té es un potente diurético y digestivo que:

  • Previene la obesidad
  • Elimina toxinas
  • Protege los dientes y las encías
  • Evita ciertas enfermedades como la psoriasis, el herpes y el vitíligo

Para terminar, el té (sobre todo el verde) tiene propiedades anticancerígenas que previenen la aparición de células malignas en la próstata, el páncreas y las mamas.

Se recomienda su consumo en aquellos pacientes que estén en quimioterapia.

Fuente: https://mejorconsalud.com/beber-te-reduce-el-estres/